Miércoles, 07 Diciembre 2016 00:21

Chile y la Prueba TIMMS

Los resultados del Estudio Internacional de Tendencias en Matemática y Ciencias (TIMSS) 2015 confirmaron una tendencia al alza en la trayectoria de los últimos 16 años en 8° básicos en nuestro país, donde tanto en Matemáticas como en Ciencias Naturales existen alzas significativas en los puntajes.

El secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, quien dio a conocer los resultados del estudio, destacó que “se confirma una tendencia al alza en la trayectoria de los últimos 16 años en 8° básico, donde tanto en Matemática como en Ciencias se presentan alzas significativas que superan los 30 puntos. Sin embargo, tenemos una tarea urgente y sustantiva de igualar los aprendizajes de hombres y mujeres”.

El TIMSS evalúa cada cuatro años a los estudiantes de 4° y 8° básico. La primera participación la registró en 1999 con 8° básico, sumando 4° básico a partir de 2011. En esta entrega (2015), Chile fue parte del estudio junto a otros 57 países, participando de América solo Estados Unidos, Canadá y nuestro país.

DEUDAS DE GÉNERO Y DESAFÍOS

En el comparativo de las dos últimas mediciones (2011 y 2015) los resultados mostraron una mejora significativa (superando los 30 puntos) en la evaluación de Matemática de 8° básico, mientras que en el resto de las pruebas los resultados son estables.

El secretario ejecutivo enfatizó que hay un gran desafío. “En las diferentes asignaturas y niveles, entre el 15% y el 37% de nuestros estudiantes no alcanzan los 400 puntos, es decir, su rendimiento es menor al que se requiere para alcanzar el nivel de desempeño Bajo”, explicó.

Chile concentra en el nivel bajo a un tercio de los estudiantes del país en cada prueba rendida, mientras que el 1% de los estudiantes alcanza el nivel Avanzado. Los países con los mejores resultados concentran a casi al 50% de los estudiantes en el nivel Avanzado.

Este estudio mostró también que en Chile existen importantes brechas de género en desmedro de las mujeres, siendo una de las más acentuadas entre los países que aplicaron TIMSS.

En la que si bien en 4° básico no se observan brechas significativas, en 8° básico contamos con la mayor brecha de género en Matemática entre todos los participantes, y la segunda mayor en Ciencias, después de Hungría.

HOGAR COMO BRÚJULA Y PARÁMETRO

TIMSS 2015 también demostró, una vez más, que los recursos del hogar son un predictor relevante del rendimiento académico de los estudiantes. La diferencia de puntaje entre estudiantes de familias de bajo nivel de socioeconómico y de los pertenecientes a una de alto nivel es de 78 puntos en promedio. Esto es similar a la diferencia existente entre los resultados de Chile y de Finlandia.

Por otra parte, la proporción de estudiantes del quintil más vulnerable que obtiene menos de 400 puntos supera en cuatro veces al porcentaje del quintil de mayores recursos. Por el contrario, el porcentaje de estudiantes del quintil más pobre que alcanza el nivel alto de resultados es inferior al 7%, mientras que en el quintil de más ingresos, esta cifra puede superar el 20%.

El estudio internacional indica que los estudiantes que asistieron a la educación parvularia obtienen resultados 7 puntos más altos en Matemática en 4° básico que aquellos que no lo hicieron.