Lunes, 17 Abril 2017 10:58

El Misterio de Reinventarse

A Heráclito (540 AC-470 AC) se le atribuye la frase “Lo único que permanece es el cambio”, en alusión que nada es estático, sino que todo es dinámico.  Nuestra sociedad, sigue esta máxima expresada por Heráclito, hace más de 2.500 años, y día a día sigue experimentando cambios vertiginosos en todos los ámbitos que afectan nuestra vida y la de quienes nos rodean.

Cómo profesionales vinculados a la formación de personas, no podemos estar ajenos a los cambios que afectan nuestra forma de vivir, de relacionarnos, de comunicarnos y porque no decirlo, afectan la manera como debemos desarrollar nuestra labor docente.  Se hace necesario, buscar las estrategias para reinventarnos exitosamente a estos nuevos tiempos y así desempeñarnos acorde a los cánones y estándares de este siglo.

En esta búsqueda encontré una conferencia llamada "El Misterio de Reinventarse" dictada por Vicente de los Ríos, Ejecutivo y Asesor de Compañías Digitales, donde el reflexiona respecto de como debemos reinventarnos para enfrentarnos a este mundo cambiante. Compartiré cuatro de los principios de la reinvención, que según él, nos permitirán tener más posibilidades para adaptarnos a las condiciones que enfrentamos en estos tiempos, estos son:

  •  "Tener curiosidad: nunca dejar de aprender"; según Del Río esta es “una de las herramientas más importantes que tiene un profesional para desarrollarse. En el mundo actual, donde la escasez de tiempo de calidad es tan grande, solamente las personas que tengan curiosidad e interés por estar actualizadas, no perderán el hilo de las transformaciones.”  En la actualidad nos encontramos en un momento donde podemos adquirir nuevos conocimientos de manera expedita a través de internet … “cualquier persona puede formarse gracias a MOOCs gratuitos, videos en YouTube o TED Talks, presentaciones de Slideshare, artículos de LinkedIn”, etc., por lo que el acceso al perfeccionamiento, ya no es una excusa para los profesionales del siglo XXI.
  • "Cultivar las relaciones humanas"; “Ser un profesional, no solamente consiste en hacer una serie de tareas de manera independiente. Los profesionales vivimos dentro de un ecosistema donde las relaciones son claves: con tus jefes, colaboradores, compañeros,” … el construir relaciones pueden ser un gran activo profesional y personal para nuestro futuro, por tanto, es muy importante “preocuparse por construirlas y cuidarlas”.  El cultivar las relaciones humanas debe ser una “prioridad de todo profesional”, así como el establecer redes que ayuden al propio desarrollo profesional ampliando así, la visión de la sociedad y de su profesión.
  • "Ser persona, no personaje";A lo largo de la carrera profesional, muchas veces es difícil no caer en la tentación de interpretar el "personaje" asociado al cargo. Es lógico que, en el desempeño de un puesto, un profesional tenga que asumir algunos comportamientos más propios de su cargo que de su forma de ser. Esto es normal, pero hay que tener mucho cuidado cuando se abandona ese cargo, para no llevarse puesto el disfraz del personaje”. Es importante mantener el equilibrio entre el binomio "persona-personaje", y “entender que el personaje es una ocupación temporal, mientras que seremos la persona toda nuestra vida”.
  • "Cultivar el espíritu de servicio"; Todos tendemos a resaltar a las personas que se destacan por su espíritu de servicio, independiente de su rango en la organización. Un líder debe entender y asumir que está al servicio de su equipo y no al revés. El servicio “es una actitud clave que, además, en el caso de los procesos de reinvención es muy importante porque demuestra que detrás de esa persona hay una capacidad de flexibilidad y sobre todo una seguridad en sí mismo, algo crítico a la hora de abordar cambios.”

Estos principios debieran ser ejercitados a lo largo de toda nuestra vida profesional y personal, de manera de estar preparados, para adaptarnos a los cambios que debemos enfrentar en nuestro rol de formadores de personas, ya sea en nuestra función como docentes o como asistentes de la educación.

Reflexión basada en conferencia de Vicente del Ríos. Asesor Compañías Digitales y Tecnológicas.