Lunes, 23 Octubre 2017 10:36

Educar en un mundo complejo, un gran desafío. Jornadas de ALAIME 2017

“El desafío de Educar en un mundo complejo”  fue el tema central de las Jornadas Pedagógicas 2017, realizadas en la ciudad de Rosario (Argentina) entre los días 14 al 16 de Octubre, organizadas por  ALAIME (Asociación Latinoamericanas de instituciones Metodistas de Educación) que contó con la presencia representantes de México, Panamá, Perú, Bolivia, Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y de Costa de Marfil.

La temática fue abordada desde las perspectivas sociológica, teológica y pedagógica, resaltando que, actualmente se vive un mundo cada día más interesante, pero más dificil de vivir. La sociedad, la información y la tecnología cambian rápidamente generando incertidumbre en las personas. El mundo en su totalidad se ha tornado muchísimo más complejo, dónde la realidad  está compuesta por diversos elementos sociales, culturales, económicos, valóricos, que afectan día a día a las personas.

Los estudiantes de las instituciones educativas metodistas, son personas que forman parte de una sociedad compleja y cambiante (aunque el cambio viene siendo parte la complejidad), es a ellos a quienes, se debe preparar para que enfrenten exitosamente los desafíos de estos nuevos tiempos. Los alumnos, en si, ya son sujetos complejos producto de su diversidad intelectual, cultural, religiosa, acceso a la tecnología y de sus características sicológicas. Si a estos aspectos, se agrega un sistema globalizado y cada vez más inhumano, que privilegia lo económico y lo sútil por sobre la persona, hace que la labor docente sea un desafío cada vez mayor.

Los  estudiantes actuales, conocidos como generación Z, se enfrentarán a nuevas realidades, nuevas profesiones que ni siquiera existen, como ejemplo las que plantea el informe “Tomorrow Jobs”, entre ellas: Arqueólogo de basura espacial, especialista en Almacenamiento de memoria, Diseñador de partes humans, asesores de robots, etnre otros.

Surge entonces, el dilema ¿cómo deben enfrentarse los desafíos de educar en la complejidad de esta sociedad? al respecto surgen de algunas propuestas:

  • Graciela de Vita, educadora argentina, llama a realizar un proceso transformador, integrador, justo, igualitario y pluralista, donde se considere al sujeto pedagógico como una relación entre educador y educando. Los deseos, voluntades y espiritualidades deben converger permitiéndoles crecer juntos. El docente no debe ser un agente que “entrega el conocimiento”, sino que en interacción con sus estudiantes agrega conocimiento a si mismo y a sus educandos.
  • Luis Cardoso, educador brasileño, sostiene que es necesario respetar las diversas dimensiones del conocimiento. Considerar el azar y desorden de esta sociedad como parte de nuestra realidad, la cual debemos comprender. Se debe enseñar a los estudiantes a desenvolverse en esta sociedad, en base a su visión de vida y valores aprendidos en las instituciones metodistas.
  • Araceli Ezzati, Presbítera Uruguaya, sostiene que se debe promover y compartir los valores de manera vívida, generando una confianza mutua. Trabajar junto y con el otro. La búsqueda de un mundo nuevo, debe hacerse con los estudiantes, enfatizando en ellos la necesidad de “preservar la vida humana y la Creación, de lograr la paz con justicia”.

Educar en un mundo complejo, es una realidad que como docentes debemos enfrentar, de la cual no podemos ni debemos huir, al contrario tenemos que aceptarla y comprenderla. Este es un gran desafío que pone a prueba nuestra vocación y misión que se nos ha sido encomendada, poniendo al servicio de los estudiantes nuestros valores, conocimientos y habilidades.