Imprimir esta página
Lunes, 21 Mayo 2018 19:03

Una opción para nuestros equipos: La Excelencia

Enrique Quintana Maldonado
Director

 

Anhelamos ser una comunidad educativa de excelencia en la formación académica y valórica

El anhelo de la excelencia que hemos declarado en nuestra visión, es un camino que requiere de equipos de excelencia conformados por integrantes con pasión y compromiso en el cumplimiento de nuestra misión. Día a día el principal desafío es lograr que todos nuestros estudiante aprendan y crezcan como personas integrales, para esto enfocamos todo el quehacer educativo en el desarrollo de sus aspectos cognitivos, afectivos, sociales y espirituales.

Es vital en el desarrollo de la labor formativa de nuestros estudiantes que cada departamento se convierta en un equipo de trabajo con una mentalidad puesta en la excelencia. Se requiere entonces, que cada equipo esté integrado por personas que posean las capacidades, que estén comprometidas y que sientan pasión por la educación. No es suficiente que los integrantes del equipo sólo posean las capacidades para desarrollar el trabajo, pues si carecen de pasión y compromiso es muy probable que no se responsabilicen con las metas del equipo y en el desarrollo de las tareas que les corresponda. No basta con las competencias técnicas, sino que se requiere además, compromiso y pasión en el desarrollo de nuestra vocación para desempeñarnos con excelencia.

Un equipo de excelencia requiere alcanzar la madurez en su funcionamiento, en dónde todos los integrantes se acepten de manera recíproca, se descubran mutuamente conociendo sus fortalezas y debilidades, comparen experiencias, se interroguen, generen relaciones interpersonales que les permitan constituirse en un verdadero equipo de trabajo. Según Daniel Mordeki (2013), la madurez del equipo se refleja en la creación de un conocimiento tácito sobre el funcionamiento del equipo, estableciendo normas claras de conducta, delimitando el rol de cada integrante, fijando las tareas a realizar y la forma de relacionarse con los demás. Al coordinador o líder del equipo le corresponde asumir la responsabilidad para que esto suceda.

Según una investigación realizada por Google, en el marco del Proyecto Aristóteles,  los equipos de excelencia se caracterizan por desarrollar cinco dinámicas relacionales que les permiten incrementar la efectividad del trabajo, las que se detallan a continuación:

La primera de ellas es, Seguridad Psicológica la cual se evidencia cuando los integrantes no tienen recelos en pedir y ofrecer ayuda, no hay temor para expresar ideas divergentes o hacer preguntas absurdas, el error es usado como una oportunidad de aprendizaje, se discuten los problemas, se valoran los aportes de los demás y existe atrevimiento en plantear ideas arriesgadas.

Una segunda dinámica es la Confianza, expresada en que cada integrante tiene clara su responsabilidad acerca de sus  tareas, comunica los problemas a las personas adecuadas, habla de sus errores y las formas de prevenirlos, sugiere mejoras para los procesos. El equipo realiza cambios de los planes de trabajo en base a información entregada por sus integrantes, las dificultades o problemas se resuelven colectivamente.

La Estructura y Claridad, es otra de las dinámicas que influyen en la excelencia de un equipo, se caracteriza porque cada integrante tiene claridad de sus responsabilidades, los procesos de toma de decisión son claros, todo el equipo se encuentra informado sobre sus actividades y sus logros. Además, comparten sus informaciones sobre sus actividades con otros equipos de trabajo, e invitan a personas que no pertenecen al equipo a conversar con ellos.

 Una cuarta dinámica identificada es la existencia de un claro significado del trabajo, cada integrante posee las competencias y experticia para desarrollar su labor y las pone a disposición del equipo, asume que su laborse facilita en interacción con los demás. El equipo coopera e interactúan con los otros equipos apoyándose mutuamente para el logro de los objetivos de la organización.

El quinto hallazgo de esta investigación, se refiere al Impacto del Trabajo que el equipo produce en la organización, esto significa que cada integrante realiza la labor completa y bien hecha. A nivel de equipo logran alcanzar las metas que se han propuesto y que les demanda la organización, además valoran la importancia de los otros equipos en el logro de los objetivos institucionales.

            A modo de conclusión, la invitación es a cada equipo de nuestro colegio, a cada coordinador académico, a cada jefe de área, a cada docente y a cada asistente de la educación a reflexionar en torno a las siguientes preguntas:  ¿Estamos convencidos que para avanzar debemos comprometernos y apasionarnos por lo que hacemos? ¿Tenemos pasión y compromiso que nos movilice en la búsqueda de la excelencia? ¿Tenemos la capacidad de plantear los problemas y buscarles solución? ¿Estamos dispuestos a pedir y brindar ayuda a nuestros compañeros? ¿Sentimos que estamos produciendo un cambio positivo?¿sabemos cuales son los objetivos y/o metas que debemos cumplir? ¿El trabajo que realizamos nos satisface de manera personal y profesional? ¿Está nuestra labor impactando el aprendizaje de los estudiantes?.

El desafío de la excelencia está planteado y declarado en nuestra visión, por lo tanto, no tenemos más alternativa que la excelencia, entonces, debemos poner todas nuestras capacidades al servicio de nuestros estudiantes y comprometernos con sus aprendizajes.