Domingo, 03 Junio 2018 13:07

¡Somos Confesionales!

Enrique Quintana Maldonado
Director
 
“Somos el Colegio Inglés de Iquique, una Institución Educativa Confesional, dependiente de la Iglesia Metodista de Chile…”
Extracto misión Proyecto Educativo del Colegio Inglés
 

La misión de nuestro colegio declara que somo es una “Institución Educativa Confesional”, pero ¿qué significa ser confesional? ¿qué implicancia tiene para todos quienes laboramos en el Colegio Inglés, el declararnos confesionales? ¿qué repercusiones tiene en nuestra práctica diaria o en el desarrollo de nuestras clases? o ¿en nuestra la relación con el otro?

El concepto confesional según la RAE significa “que pertenece a una confesión religiosa o la defiende”, bajo esta definición podemos sostener que nuestro colegio es de confesionalidad metodista, puesto que pertenece a la Iglesia Metodista la cual es una iglesia de carácter evangélica, cristiana y wesleyana. Uno de sus principales principios declara que “Creemos en Dios, en un Dios trino conformada por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Según Sebastián F. (1977), la confesionalidad es una cualidad que tienen las instituciones educativas que consideran a la fe cristiana como inspiración en todas sus actividades docentes, culturales y sociales.

Nuestro colegio en su carácter confesional cristiano, si bien comparte con los demás colegios un conjunto de valores inherentes a la formación y dignidad humana, se diferencia de ellos a través del sello confesional que tiene como principal componente el desarrollo espiritual de nuestros estudiantes desde la perspectiva cristiana.

Nuestra educación se debe basar en los principios cristianos, pero sin descuidar la formación de los distintos saberes disciplinares que nos demanda el Ministerio de Educación. La formación basada en valores y principios cristianos es muy necesaria en estos nuevos tiempos en que la sociedad ha buscado sacar a Dios de su vida, por lo tanto, como colegio confesional tenemos el deber de mostrar el rostro de Dios a todos nuestros estudiantes.

La vivencia de los valores cristianos y la hermandad son aspectos que deben estar de manera obligatoria en la cultura de nuestro colegio, se requieren como sustento de nuestra respuesta a las necesidades de los estudiantes y de la sociedad en la cual estamos insertos. Educar en los principios cristianos reviste gran complejidad, pues es necesario que cada docente crea en Dios, experimente la fe y viva bajo los preceptos de los valores cristianos. La enseñanza de los valores demanda una mayor sabiduría, cuidado, dedicación y profesionalidad, por cuanto los valores se proponen y no se imponen. A los estudiantes hay que convencerlos  de la importancia de estos para su vida presente y futura.

En el proceso de formación valórica de nuestros estudiantes, el docente es un elemento fundamental pues en su interacción del día a día, ya sea de manera consciente o no consciente está plasmando con su actuar y decir los valores cristianos en ellos. Al referimos al rol del docente, no estamos hablando de quienes realizan la asignatura de Religión, sino que, también nos referimos al que imparte matemática, lenguaje, historia, música, por mencionar a algunos. Entonces es válido preguntarse, ¿puede un docente que no conoce Dios o que no ha vivenciado la fe o que carece de ella enseñar los valores de la fe? ¿puede un docente que no se identifica con los valores cristianos compartir estos valores con sus estudiantes?

Somos un colegio confesional, la confesionalidad es consustancial al Colegio Inglés, por lo tanto, todos quienes laboramos debemos tener una doble dimensión en nuestra formación:  por un lado, una alta formación académica y por otro, una vivencia o convicción gozosa de la fe cristiana.  Sin buenos profesores es imposible una educación de excelencia y sin profesores que crean en Dios es imposible una buena educación basada en los principios y valores cristianos.