Miércoles, 12 Octubre 2016 17:41

¿Está nuestro colegio preparado para ser un colegio inclusivo?

¿Está preparado nuestro colegio para ser un colegio inclusivo?

Cuando se habla de inclusión, lo primero que se viene a la mente son aquellos alumnos con capacidades diferentes. La primera asociación que se  tiende a realizar, es con la integración a las aulas de la escuela de niños y niñas con discapacidad; sin embargo la inclusión es más amplia y hace referencia a una transformación de los sistemas educativos para que desarrollen una educación de calidad para todas las personas por igual y adaptada a la diversidad. La Unesco plantea que la inclusión es “un proceso que permite abordar y responder a la diversidad de necesidades de todos los estudiantes”.

Surge entonces la pregunta, ¿Es el Colegio Inglés un colegio inclusivo? ¿Están preparados los docentes para que sus clases sean inclusivas y atiendan a la diversidad de estudiantes? ¿Están preparados los inspectores para hacer inclusión? ¿Están preparados los directivos preparados para cumplir un rol orientador y de apoyo en una escuela inclusiva?

Para resolver estas preguntas y otras que se pudieran presentar, se hace necesario realizar, como comunidad educativa, un proceso de introspección que permita ver como se está haciendo, que falta y que demanda la inclusión educativa. Más que ponerse nerviosos por tener que ser una escuela inclusiva se debe considerar como una oportunidad para valorar las propias fortalezas y capacidades, identificar debilidades  y buscar estrategias para potenciar el trabajo en equipo y crecer profesionalmente.

Claudia Mattus, investigadora de la UC, sostiene que “un profesor detenta un gran poder, que consiste en generar espacios que sean seguros y con igualdad de derechos para todos y todas…” esto  implica que los docentes pueden definir y establecer criterios para la toma de las mejores decisiones pedagógicas para enfrentar este nuevo escenario educativo.

Se hace necesario entonces romper las barreras para el aprendizaje, reflexionar y buscar las estrategias para enfrentar un nuevo modelo de escuela. ¡LA ESCUELA INCLUSIVA!