Reflexiones
Sábado, 12 Mayo 2018 18:31

La Excelencia, una opción

Anhelamos ser una comunidad educativa de excelencia en la formación académica y valórica

Enrique Quintana Maldonado
Director
 

Nuestra visión establece la excelencia como el gran sueño que tenemos como institución, pero vale preguntarse si nos hemos detenido a analizar las implicancias que tiene para cada uno nosotros.  Según wikipedia excelencia “es una virtud, un talento o cualidad, lo que resulta extraordinariamente bueno y también lo que exalta las normas ordinarias. Es también un objetivo para el estándar de rendimiento y algo perfecto”.

Desde el punto de vista institucional, la excelencia es un lineamiento estratégico para nuestra gestión, es un componente de gran relevancia que nos sirve de base para conducir y desarrollar nuestra tarea educativa.

El camino a la excelencia organizacional requiere, de quienes hemos sido llamados por Dios a cumplir nuestra vocación en este colegio, en primera instancia, desarrollar la excelencia individual, esto significa estar en permanente actualización, a la vanguardia de los nuevos conocimientos, demostrar seguridad en la ejecución de nuestra labor, anticiparnos a los problemas, tener un visión de futuro. La excelencia no es solamente desarrollar las competencias técnicas, sino que además, debemos ser capaces de compartir nuestra experiencia con nuestros pares, comunicar bien las ideas, ser empáticos, relacionarnos armoniosamente con los demás integrantes de su equipo de trabajo, hacer un uso eficaz de los tiempos, entre otras.

Rev. Luis P. Hidalgo Ruiz
Coordinador Capellanes MEM

 “¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente…?” (San Mateo 24:45)

Hablar del Reverendo John Wesley o de muchos otros siervos y siervas de Dios que han dejado profundas huellas en nuestra sociedad, es hablar de personas que normalmente se anticiparon a su tiempo, a su época, por la visión tan amplia que tenían en muchos aspectos de la vida.

Si revisamos, por ejemplo, el aporte social del Reverendo John Wesley nos sorprende grandemente.  En el texto “Discipulado metodista: Poniendo bases a nuestra identidad” de mi autoría, escribo los logros de él en diversas áreas.  Al hablar de la educación señalo:

“Wesley valoró la mente como uno de los dones más preciosos de Dios.  Creía que la razón era beneficiosa no sólo para las actividades rutinarias de la vida sino también para la fe misma.

Wesley se preocupó mucho por promover la educación:

Lunes, 30 Abril 2018 11:19

Feliz Día del Trabajador

"Dichoso el que gusta las dulzuras del trabajo sin ser su esclavo."

(Benito Pérez Galdós)

Esta semana en que se celebra el día del trabajo, deseo expresar a cada trabajador, a cada funcionario y colaborador de nuestro querido Colegio Inglés; un afectuoso y cordial saludo a cada uno de ustedes, manifestarles mi gratitud por la labor que diariamente realizan en pos de entregar un servicio educativo de calidad a todos nuestros estudiantes.

Nuestro trabajo es un servicio, que demanda de cada uno de quienes laboramos en este colegio, una gran responsabilidad y compromiso con la tarea educativa que se nos ha sido encomendada. Tarea que es ampliamente reconocida por la comunidad iquiqueña y de nuestra región, reconocimiento que nos hace sentirnos orgullosos de desempeñarnos en la institución más antigua y de mayor tradición de la Región de Tarapacá.

Lunes, 23 Abril 2018 16:13

Keep Calm and Practice Mindfulness

La reflexión de esta semana, quisiera basarla en un concepto que se ha hecho muy popular en el occidente, el “mindfulness”, en español, “mente llena”, el cual  tiene que ver con la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de "recordarnos" estar en el presente, es decir, constantemente estar volviendo al aquí y ahora.

La mayoría de las personas creemos estar viviendo el momento, pero escasamente realizamos este ejercicio, lo que usualmente si hacemos, es concentrarnos en  pensamientos que tienen que ver con acciones a futuro o aquello que  ha quedado en el pasado, atendiendo a veces mínimamente lo que sucede en el presente.

Un ejemplo cotidiano para entender un poco esta experiencia, es cuando vamos tarde a nuestro trabajo, sabemos que no podemos volver el tiempo atrás,  sin embargo en el trayecto,  nos vamos concentrando en la disculpa que daremos, en que si por algún milagro se extiende el tiempo, deseando que haya un terremoto para que nadie note nuestra falta, y nos vamos olvidando de vivir la realidad actual, en el momento se puede tomar la decisión de preocuparnos por lo que podría ser, o simplemente ya resignarnos a disfrutar del recorrido y no adelantarnos mentalmente ante las situaciones, esta práctica ayuda generalmente a evitar ese estrés mental que muchas veces es producido por invenciones que sobredimensionamos en nuestra cabeza, lo que nos invita a hacer el “mindfulness” es a vivir y tomar conciencia, aunque esto sea positivo o negativo, es decir,  llegar tarde al trabajo tiene sus consecuencias, pero uno es partidario de decidir si vive el presente, asume la falta  de estar tarde, pide disculpas y continua con estar en el momento, o extiende su preocupación todo el camino pensando en ese futuro imaginario.