Reflexiones

“Siempre que pasaba por frente de este colegio me decía: Algún día voy a trabajar en el, estoy tan contenta porque ahora se hará realidad…”

 Prof. del Colegio Inglés

Todos quienes trabajamos en este colegio nos sentimos orgullosos de pertenecer a esta centenaria institución educativa, la más antigua y de mayor tradición de la región de Tarapacá. El Colegio Inglés, antiguamente llamado Iquique English College, durante sus 133 años de existencia ha estado ligado a la historia de Iquique formando parte indisoluble de ella, muchas generaciones egresadas han contribuido a su desarrollo

La creación del Iquique English College, se gesta gracias al tesón de misioneros metodistas que viajaron a sudamérica con el fin de extender la predicación del evangelio a estas zonas, siendo su principal impulsor el Rvdo. William Taylor, quien vislumbró “la necesidad de un colegio de alto nivel para la educación de los hijos de ingleses, alemanes y de la mejor clase de las familias iquiqueñas”.

Es en el año 1885 que, el Rvdo James Gilliland funda oficialmente nuestro colegio, convirtiéndose además, en su primer director.

"No es el desafío lo que define quiénes somos ni qué somos capaces de ser, sino el cómo afrontamos ese desafío"

Esta semana iniciamos un nuevo año escolar, en el cual deberemos enfrentar una gran cantidad de desafíos. Por una parte, nuestros estudiantes deberán hacer frente al desafío de aprender, de adquirir nuevos conocimientos, habilidades y actitudes. Por otro lado, como comunidad educativa asumiremos el reto de enseñar.

Nuestros alumnos y alumnas, actores principales de todo el quehacer educativo, a partir de este lunes comenzarán a llenar nuestras aulas y patios, dándole vida a nuestro colegio.  Ellos llegarán llenos de expectativas, deseosos de adquirir nuevos conocimientos y de descubrir nuevos mundos; comenzará así entonces, “el desafío de aprender y enseñar”.

Martes, 12 Diciembre 2017 10:56

Adviento II: Tiempo de Misericordia

"Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad".

Miqueas 5:2

Adviento es un tiempo de reflexión sobre la venida de nuestro señor Jesucristo. Es también un tiempo de espera, de esperanza y de alegría. El tema central de Adviento es el gran amor de Dios, quien envió a Su único Hijo para que diera su vida por nosotros los pecadores, los que nos habíamos apartado de Dios y de Su pacto. Por la Ley sólo habíamos logrado merecer el castigo divino, pero ahora a través de Jesucristo, el amor genera perdón y reconciliación con el Creador de los cielos y de la tierra.

Ahora la misericordia de Dios genera compasión hacia el que sufre, al que está en desgracia, o al que en su condición espiritual no merece ningún favor. El Señor tiene esa disposición que hace beneficiario a todo aquel que crea en Él. Somos salvos por Su misericordia y no por la Ley. En otras palabras, somos salvos por gracia y no por obras, tal como lo afirma el apóstol Pablo: "porque por gracia sois salvos por medio de la fe y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9).

Lunes, 04 Diciembre 2017 14:09

Adviento; tiempo de esperanza

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Romanos 5:1,2

Para el mundo cristiano diciembre es un mes muy especial y significativo, pues celebramos el nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios. Al tiempo que transcurre entre los primeros día de diciembre y la fecha de celebración del nacimiento de Jesús, le conocemos como Adviento, (del latín Adventus), este es el tiempo litúrgico que precede a la navidad, su duración es de cuatro semanas en que los cristianos nos preparamos para la navidad, recordando que “aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo” (Juan 1:9), a la vez que esperamos su segunda venida gloriosa.