Domingo, 12 Abril 2015 13:49

Reseña Histórica

CREACIÓN DEL IQUIQUE ENGLISH COLLEGE

Hacia el año 1884, luego del tratado firmado entre Chile y Perú, vuelve la paz parcialmente a Iquique, permitiendo así el traslado del reverendo James P. Gilliland y su familia desde Caldera hasta Iquique.  Es la colonia de ingleses residentes la que toma la iniciativa de reabrir el colegio, el que es refundado oficialmente el 4 de febrero de 1885 por el reverendo James P. Gilliland con el nombre de "Iquique English College", ubicado en la esquina de las calles Esmeralda con Ramirez.
 
En menos de diez años, el colegio aumentó significativamente su matrícula y en enero de 1892 fue adquirido el terreno donde se encuentran ubicadas las actuales dependencias.  Desde el principio, las clases de las distintas asignaturas fueron impartidas en idioma inglés con el objetivo de afianzar en el educando la adquisición y asimilación de dicha lengua.

 

DE IQUIQUE ENGLISH COLLEGE A COLEGIO INGLÉS

A fines de la década del noventa, el Iquique English College experimenta una profunda crisis financiera que puso en riesgo su funcionamiento, por lo que las autoridades de Iglesia deciden implementar un nuevo proyecto educativo migrando del Sector Particular Pagado a un sistema de Subvención Estatal y Financiamiento Compartido y adscribiéndose, además, a la Jornada Escolar Completa impulsada por el Ministerio de Educación.  Este nuevo Proyecto Educativo comienza a regir a partir del año 2001, lo que conlleva a un cambio de Razón Social convirtiéndose en el actual Colegio Inglés, logrando así superar la crisis financiera que lo tuvo al borde de cerrar sus puertas.  Siguiendo la tradición evangelizadora que iniciara en la segunda mitad del siglo XIX en Iquique el misionero norteamericano William Taylor y continuada por nombres ilustres como John y Edith Collier, James Gilliland, Acksha Skinner y Robert Johnson.  Hemos contado hasta el día de hoy con el valioso aporte en el fortalecimiento de la lengua inglesa de varios misioneros, entre los que podemos mencionar a Winnie Lee, Cherryl Lafferty, entre otros.  El Colegio Inglés ha cruzado el umbral de la centuria, donde ha sido actor presencial y vivencial de los devenires de la historia local, esa que nos habla de una caleta de pescadores, de la gesta heroica de Prat, de una vida en el sol del nitrato pampino hasta llegar a la modernidad del puerto-mall.  

¿Cuál ha sido su secreto para perpetuarse en el tiempo?  Sin duda, la fuerte impronta valórica cristiana de su quehacer educacional, son los sólidos cimientos en que descansa el Colegio Inglés de Iquique.